Una vez más, los cielos de Extremadura se vieron surcados por una bola de fuego el 12 de Marzo

path

interiorDe nuevo, los cielos de Extremadura han sido testigos de una nueva bola de fuego durante la pasada noche del 12 de Marzo.

En esta ocasión, el fenómeno ha podido ser registrado por las estaciones que el Proyecto SMART opera en los observatorios de Calar Alto en Almería, Sierra Nevada y La Sagra en Granada, La Hita en Toledo, Sevilla y, además, en la nueva estación de detección de bólidos de Madrid. 

Y, como es habitual en estos casos, una de las cámaras de vigilancia externa del Observatorio de Calar Alto en Almería, pudo también registrar este fenómeno.

Siguiendo el análisis preliminar que ha llevado a cabo el Profesor José María Madiedo (Instituto de Astrofísica de Andalucía IAA-CSIC), Investigador Principal del Proyecto SMART, este evento ha sido causado por una roca desprendida de un asteroide-cometa que ha impactado contra nuestra atmósfera a las 23:33 UT de la pasada noche del 12 al 13 de Marzo, a una velocidad de unos 72.000 km/h. 

La parte luminosa de este fenómeno comenzó a una altitud de unos 100 km sobre la parte más suroriental de la provincia de Badajoz. El objeto se movió después en dirección suroeste para finalizar a una altitud de 63 sobre la misma provincia de Badajoz.

En la imagen de arriba a la derecha se muestra el recorrido que la bola de fuego siguió sobre el sur de Extremadura, mientras que en la imagen de arriba a la derecha lo que se puede apreciar es el espectro de emisión del bólido.

Debajo de estas líneas, se pueden ver los vídeos registrados por la cámara oeste de vigilancia externa del Observatorio de Calar Alto en Almería y por el detector del Proyecto SMART operado en este mismo observatorio.

 


La estación de detección de bólidos de Calar Alto (CAHA) , junto con la estación que el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) tiene en Sierra Nevada, y otras situadas en diferentes puntos de España, forman parte del proyecto S.M.A.R.T. liderado por el investigador José María Madiedo, del IAA, para el seguimiento de este tipo de objetos. En concreto, la estación de Calar Alto (CAHA) y la del IAA en Sierra Nevada, es un acuerdo de colaboración entre el Profesor Madiedo y ambas instituciones.